sliderheader0_ sliderheader1_ sliderheader3__ slideheader2

Usamos cookies propias y de terceros para analizar el tráfico web y permitir el uso del contenido multimedia y social. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto
   

Valeria

Valeria vive en la montaña
por la carretera verás
un pueblecito y una plaza;
puedes dejar el coche aquí
te dice a tu llegada
todos se han ido ya a dormir.

Valeria tiene un perro ciego que la sigue adonde va
y un abriguito nuevo que le quito a mamá.

Y coge tu mano y te quiere llevar
a ver desde un alto lo sola que está
su vida entre montañas
su vida entre montañas.

Valeria te ha dicho que quiere ir un día hasta el mar
por ver si es tan grande, por ver si es verdad
que allí también hay muchachitas olvidadas
que sólo sueñan, que sólo sueñan
que ya no las olvidarás.

Y mirando el horizonte se le escapa algún sollozo
¿para qué quieres el cielo, corazón, si el cielo somos nosotros?

Valeria ya sabe que pronto tendrás que marchar
y abrázame fuerte, y abrázame más.

Valeria te ha dicho que quiere ir un día hasta el mar
por ver si es tan grande, por ver si es verdad
que allí también hay muchachitas olvidadas
que sólo sueñan, que sólo sueñan
que ya no las olvidarás.

                   

La niña Manuela

De luto pobre la llevaban, de luto pobre y obediente
huerfanita de arrabal, qué sola vas entre la gente
te han llevado hasta la plaza
como a una virgen de septiembre
que se cansa y se hace niña al enfrentarse con la muerte.

Ya no pienses, ya no llores por tu mala suerte
niña corre hacia los huertos otra vez
que allí no te alcanzarán los besos que tú no quieras
ni el luto de los demás ni el planto de las lloranderas.

Niña corre sin más, corre mi niña Manuela
que hay un hermoso lugar donde tu madre aún te espera
niña corre sin más, con tu chambrita y tu pena
niña corre sin más, mi pobre niña Manuela.

Que pa' llorar no te hace falta tanto luto ni rigor
ay, que tú siempre fuiste rubia como el sol.

Niña corre sin más, corre mi niña Manuela
que hay un hermoso lugar donde tu madre aún te espera
niña corre sin más, con tu chambrita y tu pena
niña corre sin más, mi pobre niña Manuela.

La encontraron ya de noche entre los huertos del Ferrol
rezando al son de una hermosísima saeta
quien pudo escucharla juró
que había un verso de amor por cada verso de pena
que había un verso de amor por cada verso de pena.

Niña corre sin más, corre mi niña Manuela
que hay un hermoso lugar donde tu madre aún te espera
niña corre sin más, con tu chambrita y con tu pena
ay, adonde nadie te vea.

Niña corre sin más, niña corre sin más
corre mi niña Manuela.